Chris Cunningham, de la Locura a la Genialidad

Chris Cunningham, Locura y Genialidad

Si viviste tu dorada juventud con Mtv, Tropical Cocktails, y el inicio de la generación de los after parties, entonces probablemente habrás visto alguno de los trabajos audiovisuales de Chris Cunningham. Sí, artistas y agrupaciones como; Placebo, Aphex Twin, Dubstar, Björk y hasta Madonna confiaron en él en una época en la que el “irreverente” estilo oscuro de Chris no era tan conocido. Y es que, para muchos, era considerado “el director de lo sombrío, de lo tenebroso”.

Desde su infancia Cunningham fue un talentoso dibujante e ilustrador, incluso se dice que se había obsesionado con fotografiar las esculturas que él mismo creaba. Sin embargo, mucho antes de grabar su primer video, fue un apreciado miembro de la revista de cómics 2000AD bajo el pseudónimo de Chris Halls.

Salto a la fama

Con tan solo 20 años, su trabajo como moldeador y escultor no pasaría desapercibido, tanto así que el introvertido Chris tuvo la posibilidad de hacer parte del equipo de efectos especiales de Alien 3, Alien: Resurrección y Judge Dredd. Incursionó en proyectos también como Hardware y Nightbreed donde ayudo a hacer la mayoría de las maquetas a escala. Con tan corta edad era un verdadero privilegio poder trabajar con directores de la talla de Clive Barker, y el mismo Stanley Kubrick .

Pero, no fue sino hasta el año 1995 que el mundo conocería su talento como director. Gracias a Warp Records, se le confió la dirección del vídeo “Second Bad Vibel”, de Autechre. Fue entonces cuando varios artistas de renombre pusieron el ojo en el joven director. 

Como dato curioso, su impecable trabajo en la realización del video de Björk “All Is Full Of Love” (1999)

Con Björk en la production de “All Is Full Of Love” (1999)

 fue censurado en algunos Estados por MTV USA, sin embargo, con el tiempo, terminaría siendo premiado en los Music Week CAD Awards, en los MVPA Awards y en los Design And Art Direction Awards.

¿Qué hace tan especial el trabajo de Chris Cunningham?

No fue hasta que Richard David James, más conocido como Aphex Twin, le dio toda la libertad para desplegar su oscura creatividad. Chris reconoce que durante una época “Su pasión era recrear visualmente pesadillas” por medio de sus bizarros personajes animatrónicos de gran apariencia realista. Algunos de sus célebres trabajos de aquella época son; “Come to Daddy”, “Windowlicker” (1999) y el escalofriante “Rubber Johnny” (2005) que aun hoy día me saca uno que otro escalofrío.

Eso sí, odiaba cuando otros directores imitaban o plagiaban su estilo. De hecho, llegó a afirmar que no volvería a dirigir porque solamente veía vídeos de otros directores imitando su trabajo.

Aunque sus seguidores se jactan de rendirle culto por su obra, considerada casi de culto por lo poco “Comercial”, probablemente la mayoría de la gente no especializada en la música electrónica de los 90s podrá haber visto parte de su trabajo en videos de Madonna como “Frozen” (1998) y de Portishead “Only You” (1998) – En lo personal, uno de mis favoritos -.

Portishead “Only You” (1998)

Björk “All Is Full Of Love” (1999)

Sus inseguridades y contradicciones

Una de sus grandes obsesiones era su autopercepción como artista visual. Con la llegada del internet como lo concebimos ahora y la era digital en masa Chris empezó a añorar la era analógica, pues pensaba que no era buena idea que sus primeros trabajos fueran expuestos al público de manera masiva como se hizo, es decir, él pensaba que antes los directores podían ocultar sus primeros trabajos (él no estaba muy orgulloso de los suyos) Cuando YouTube aparece, se dio cuenta de que cualquier usuario podía contenido propio, quedando al alcance de todos. Él amaba que el público pudiera identificar su huella, que su obra se reconociera fácilmente. Eso sí, odiaba cuando otros directores imitaban o plagiaban su estilo. De hecho, llegó a afirmar que no volvería a dirigir porque solamente veía vídeos de otros directores imitando su trabajo.

Legado

No obstante, e independientemente de lo que la crítica o la prensa especializada diga, Cunningham marcó una época y fue referente para mucho de lo que hoy en día conocemos, no solo sus aportes en la industria musical, sino en el cine y el arte en general, transgrediendo los tabúes y estereotipos con su genialidad.

Leave a Reply